LOS NUEVOS PARTES MÉDICOS DE BAJA
diciembre 4, 2015
5 herramientas para sacar el máximo provecho a tu tiempo
diciembre 9, 2015
Mostrar todos

La empleabilidad en nuestros días viene protagonizada por los MILLENNIALS: Jóvenes, entre 15 a 30 años, que acceden al mercado laboral, y  aportan a éste y a la Empresa,  nuevas ideas y perspectivas, versatilidad, agilidad, aceleración en las tecnologías y desarrollo de proyectos en entornos colaborativos, todo ello con un comportamiento exigente con capacidad de decisión y gran seguridad en sí mismos y  prosumidores, es decir, consumen y a la vez generan, mediante su petición, nuevos productos al mercado.

Características todas éstas que dan pié a la potencialidad en la contratación de los mismos, a través de una serie de contratos y medidas de apoyo para la contratación juvenil, reforzadas con subvenciones, incentivos y beneficios  adaptables a cada uno de ellos, tendentes a la estrategia de emprendimiento y empleo joven, en la que se enmarca la garantía juvenil.

El cuadro de contratos que podemos utilizar consta de:

  • Contratos indefinidos para emprendedores
  • Contrato con un mínimo exento de cotización para favorecer creación empleo
  • Contrato para un joven que sea contratado por una microempresa
  • El que se puede utilizar para jóvenes inscritos en el sistema de garantía juvenil
  • Contratos en prácticas o la conversión de un contrato en prácticas en indefinido,
  • De prácticas no laborales
  • A tiempo parcial con vinculación formativa
  • Programa de activación para el empleo
  • Contrato temporal fomento empleo por discapacidad igual o superior al 33% o Contrato indefinido con discapacidad.

Y entre los incentivos a esta contratación indefinida destacan:

  • La bonificación de 300 euros, durante un máximo de seis meses, en la aportación empresarial a la cotización a la Seguridad Social
  • Incentivos de hasta un 100% en las cuotas sociales en contratos formativos cuando se utilizan para contratar a jóvenes beneficiarios de la Garantía Juvenil,
  • O el alta en la Garantía Juvenil para aquellos jóvenes de entre 16 a 30 años, sin empleo ni formación.

La utilización de este tipo de contratos es un importante paso para recuperar la senda del crecimiento y de la creación de empleo estable y de calidad, especialmente de los jóvenes de nuestro tiempo.

Suerte y recordad que el premio es para quien se arriesga.

 

Asunción Lillo. Departamento Jurídico.