¡Cuidado! La entrevista no va bien
enero 13, 2016
La importancia de estar bien asesorado
febrero 5, 2016
Mostrar todos

¿Cuándo cobrar por un servicio?

Tan importante es el cuánto como el cuándo, ¿por adelantado?, ¿al finalizar el proyecto?, ¿por tramos? La respuesta corta es que depende de muchos factores, desde si es un cliente habitual o esporádico o si el servicio es de horas o semanas. Os damos unos consejos muy útiles a poner en práctica desde hoy y que han nacido de nuestra experiencia:

  1. Mantén el mismo criterio. Estés en la situación que estés, intentan mantener siempre tu criterio, sea cual sea el que elijas. Es posible que pierdas algún cliente, pero te será más fácil organizarte.
  2. ¿Cuando acaba un proyecto? Si tu intención es cobrar al finalizar un proyecto, establece muy claramente cuando se da por finalizado, sobre todo si es un servicio que siempre puede ser mejorado o modificado, como por ejemplo el diseño de una web.
  3. Trocea el proyecto. Siempre que puedas, divide el proyecto en fases más pequeñas y ves cobrando a medida que finalice cada una de las fases, tendrás un mayor control y te administraras de forma más eficiente.

No te importe perder algún cliente por estos temas, al igual que si un cliente por su importancia estratégica lo merece, es posible que tengas que flexibilidad tu forma de cobrar los servicios.

Suerte y recordad que el premio es para quien se arriesga.

 

 Eduardo Dura. Consultor de Negocios.